viernes, 11 de mayo de 2012

La Palabra Diaria

Hechos 16: 16-18
Un día en que ibamos a la oración, salió a nuestro encuentro una muchacha esclava, que tenía un espíritu adivinador, y adivinando daba mucha ganancia a sus amos. Nos seguía a Pablo y a nosotros, y gritaba: "Estos hombres son siervos del Dios Altísimo y anuncian el camino de la salvación.
Repitió esto por varios días. Y como desagradó a Pablo, él se volvió y dijo al espíritu: "En el Nombre de Jesucristo, te mando que salgas de ella". Y salió en el mismo instante.

1 comentario:

☼Carolina Artesanías☼ dijo...

que ganas de publicar en un letrero gigante el la plaza de Santiago esta Palabra, acá están de "moda" los espiritistas y adivinos, en la TV en TODOS los canales, que horror!!

gracias por compartir la Palabra, la Verdad, en único Camino!!