miércoles, 9 de mayo de 2012

La Palabra Diaria

I Juan 2: 18-23
Hijos, ya es la última hora. Y como habéís oído, el anticristo ha de venir. Aun ahora han aparecido muchos anticristos. Por eso sabemos que es la última hora. Salieron de entre nosotros, pero no era de nosotros. Si hubieran sido de los nuestros, habrían quedado con nosotros. Su salida muestra que no todos son de nosotros. Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. No os escribo porque ignoráis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad. ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. El que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre.