miércoles, 25 de noviembre de 2009

La Palabra Diaria

Santiago 3: 13 - 18

¿Quién es sabio y entendido entre vosotros?  Muéstrelo con su buena conducta, por sus obras hechas con sabia mansedunmbre.


Pero si abrigáis envidia y rivalidad en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad. Esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrena, animal, diabólica.  Porque donde hay envidia y rivalidad, hay perturbación y toda obra perversa.

Pero la sabiduría que viene de lo alto, primero es pura, después pacífica, modesta, benigna, llena de misericordia y buenos frutos, imparcial y sin hipocresía.

Y el fruto de la paz se siembra en paz, para los que procuran la paz.