lunes, 16 de noviembre de 2009

La Palabra Diaria

Juan 17: 1 - 3

Después de hablar estas cosas, Jesús levantó los ojos al cielo, y oró diciendo:
"Padre, ha llegado la hora.

Glorifica a tu Hijo, para que él te glorifique a ti, ya que le has dado el poder sobre todo hombre, para que dé vida eterna a todos los que le diste.

Y ésta es la vida eterna, que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien tú has enviado".

2 comentarios:

Luna dijo...

Gracias Damaris ....lo necesita...leer este pasaje para relajarme un poco.Muy alentador.Gracias !

Siempre eres muy especial para mi.

abrazotes ,

Luna

Roxi dijo...

Gloria a Dios !!!! que bella palabra!!! un beso enorme amiga y que tengas una buena semana..