jueves, 26 de noviembre de 2009

¡GRACIAS A DIOS POR EL TRIUNFO DE LA VIDA!


Juan 20: 1 - 20

El primer día de la semana, muy de mañana,siendo aún oscuro, María Magdalena fue al sepulcro; y vio la piedra quitada. Entonces corrió, y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo: "Han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde lo han puesto".

Así, Pedro y el otro discípulo fueron al sepulcro. Corrieron los dos juntos, pero el otro corrió más ligero que Pedro,y llegó primero al sepulcro. Bajo a mirar, y vio los lienzos, pero no entró.  Enseguida llegó Simón Pedro, entró en el sepulcro, y vio los lienzos en el suelo; y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, no estaba con los lienzos, sino doblado y aparte.

Entonces entró también el otro discípulo, que había llegado primero al sepulcro, y al ver, creyó. Porque aún no habían entendido las Escrituras, que Jesús iba a resucuitar de los muertos. Y los discípulos volvieron a su casa.

Pero María quedó afuera llorando junto al sepulcro. Y mientras lloraba se inclinó a mirar el sepulcro.  Y vio dos ángeles en ropas blancas, sentados uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde había sido puesto el cuerpo de Jesús. Y le dijeron:  "Mujer, ¿por qué lloras?"   Respondio: Porque se han llevado a mi Señor, y no se donde lo han puesto". Cuando hubo dicho esto, se volvió hacia atrás y vió a Jesús de pie. Pero no se dio cuenta que era él.

Jesús  le preguntó: "Mujer , ¿por qué lloras?  ¿A quién buscas? "  Ella pensando que era el jardinero, le dijo:  "Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré".
Jesús le dijo: "¡María!"  Ella se volvió, y exclamó en hebreo: "Rabbuni!" que quiere decir , Maestro.
Entonces Jesús le dijo: ´ No me detengas, porque aún no he subido a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios".

Entonces María Magdalena fue y dio la noticia a los discípulos de que había visto al Señor, y de lo que él le había dicho. Al anochecer de ese día, el primero de la semana, estando los discípulos juntos, con las puertas cerradas por miedo de los judíos, vino Jesús, se puso en medio de ellos, y les dijo: "¡Paz a vosotros!"

Y dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se alegraron de ver al Señor.

4 comentarios:

Magia da Inês dijo...

Oi, amiga!
Estou revendo seu cantinho...como sempre, tudo de bom!
Você é muito talentosa!...
Aguardo sua visitinha... quando puder.
Beijinhos carinhosos.
Itabira - Brasil

María Alejandra dijo...

QUE LINDO QUE NOS DES ESTAS PALABRAS DIARIAS,QUE BUENA IDEA TUVISTES,PORQUE ASI LA VEO TODOS LOS DIA,COSA QUE HAGO POR LAS NOCHES ANTES DE ACOSTARME,PERO NO TODOS LOS DIAS.BESITOS Y QUE DIOS TE BENDIGA.

Anamá dijo...

Hola Damaris, si te gustan los mimos y abrazos, pasa por mi blog que me han regalados unos muy lindos y me gustaria regalartelos a ti, besos

grace dijo...

Tengo un regalito para vos pasa a buscarlo. Besitos