martes, 10 de noviembre de 2009

La Palabra Diaria

II Juan 1 - 6

El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes amo en la verdad - y no solo yo, sino también todos los que han conocido la verdad-,
a causa de la verdad que está en nosotros, y estará siempre con nosotros.

Mucho me alegré, porque hallé que algunos de tus hijos andan en la verdad, conforme a lo que el Padre nos mandó.

Ahora te ruego, señora - y no es que te escriba un nuevo Mandamiento, sino aquel que hemos tenido desde el principio -, que nos amemos unos a otros.

En esto consiste el amor, en que andemos según sus Mandamientos. Este es el Mandamiento que habéis oído desde el principio, que andéis en amor.