miércoles, 28 de octubre de 2009

La Palabra Diaria

Gálatas 3: 6 - 9

Abrahán creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Por tanto, sabed que los que son de la fe, esos son hijos de Abrahán.

La Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles, por la fe, de antemano anunció el evangelio a Abrahán, al decirle: "Por medio de ti serán benditas todas las naciones".

Así, los que viven por la fe son benditos con el creyente Abrahán.