viernes, 9 de octubre de 2009

La Palabra Diaria

Romanos 8: 31

Ante esto, ¿qué diremos?   Si Dios está por nosotros,  ¿quién contra nosotros?

Si Dios está por nosotros, ¿qué somos?

Efesios 2: 19 - 22

Así, ya no sois extraños ni forasteros, sino conciudadanos con los santos, miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y de los profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo.

En él, todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor. En él vosotros también sois edificados juntos, para la morada de Dios en el Espíritu.