miércoles, 7 de octubre de 2009

La Palabra Diaria


Jesús dijo:

Lucas 11:28

Pero él replicó: "Antes, ¡dichosos los que oyen la Palabra de Dios, y la guardan!"

¿Cómo se alcanza esa dicha?  Veamos un ejemplo:

El apóstol Pablo y Silas, llegaron a Berea y comenzaron a enseñar Las Escrituras.

¿Qué hicieron los de Berea?

Hechos 17:11

Estos fueron más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la Palabra de todo corazón, y examinaban cada día las Escrituras, para ver si estas cosas eran así.