domingo, 11 de octubre de 2009

La Palabra Diaria

II Corintios 5: 17 - 21
Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. Las cosas viejas pasaron, todo es nuevo.  Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación.

 Porque Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no atribuyendo a los hombres sus pecados. Y nos encargó a nosotros la Palabra de la reconciliación.
 Así, somos embajadores en nombre de Cristo. Como si Dios rogase por medio nuestro, os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no tenía pecado Dios lo hizo pecado por nosotros, para que nosotros  seamos hechos justicia de Dios en él.

Leimos: Y nos encargó a nosotros la Palabra de la reconciliación.  
¿A quién le encargó la Palabra de la reconciliación?

Lucas 1: 76 - 77

"Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor, para preparar su camino, y dar conocimiento de salvación a su pueblo, para perdón de sus pecados.

1 comentario:

Luna dijo...

Gracias muy lindo para este Domingo y my refrescante ,me encanta .Gracias Damaris! Muy lindo de su parte.

Amen,

Abrazos,

Luna