domingo, 18 de octubre de 2009

La Palabra Diaria

Mateo 5: 3 - 12
Jesús enseñó diciendo:

"Bienaventurados los pobres es espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.

Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed  de justicia, porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alacanzarán misericordia.

Bienaventurados los de limpios corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados sois cuando los insulten y persigan, y digan de vosotros todo mal por mi causa, mintiendo.

Gozaos y alegraos, porque vuestra recompensa es grande en el cielo, que así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.