sábado, 26 de diciembre de 2009

La Palabra Diaria

Salmo 75: 1 -10

¡Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos! Tus obras maravillosas declaran que cercano está tu Nombre. 

"En el tiempo designado, yo juzgaré  rectamente.  Cuando la tierra y sus moradores tiemblen, yo sostendré sus columnas".

Digo a los soberbios:  "No seáis arrogantes; y a los impíos: No os enorgullezcáis.  No levantéis tanto vuestro poder, no habléis con cuello erguido".

Porque la exaltación no viene del oriente, ni del occidente, ni del desierto, sino que Dios es el juez. A éste abate, y a aquél exalta. Porque el cáliz de la ira está en la mano del Eterno Dios, y el vino está mezclado y fermentado. Cuando él derrame el vino, todos los impíos lo beberán hasta la última gota.

Pero yo siempre anunciaré al Dios de Jacob, y cantaré sus alabanzás para siempre.  El quebrará el poder de los pecadores, y exaltará el poder del justo.

1 comentario:

Aldana dijo...

Hola Damaris!!! Gracias por tu visita en mi blog! El tuyo me encanto. Todas las cosas que compartis me fascinaron, y ademas de las manualidades, tenemos otra cosa en comun, y es el amor por nuestro Dios.
Te mando un fuerte abrazo y aca me tenes para lo que necesites!