jueves, 23 de febrero de 2012

La Palabra Diaria

Hebreos 9: 28
Cristo fue ofrecido una sóla vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.