domingo, 19 de febrero de 2012

La Palabra Diaria

Romanos 8: 31-39
Ante esto, ¿qué diremos? Si Dios está por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no eximió ni aún a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él gratuitamente, todas las cosas? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién condenará? Cristo es el que murió; más aún el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, e intercede por nosotros.  ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación o angustia? ¿Persecución o hambre? ¿Desnudez, peligro o espada? Como está escrito: "Por causa de ti somos muertos todo el tiempo, somos contados como ovejas de matadero". Pero Dios, que nos ama, nos ayuda a salir más que vencedores en todo. Por eso estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios , que es en Cristo Jesús  Señor nuestro.

1 comentario:

Luna dijo...

Cierto y muy alentadora estas palabras,es cierto,Me encanta esta parte de leer estos pasajes biblicos.Muchas Gracias Damaris,estas palabras te hacen sentarte y pensar por un momento y mirar la vida como es y como la vamos viviendo mas aun como estamos en estos momentos.El mundo ha cambiado y mucho.Hasta la proxima y que Dios los bendiga siempre !

recibe un fuerte abrazo,

Luna