jueves, 16 de febrero de 2012

La Palabra Diaria

Jeremías 8: 4-9
Dios le dio instruciones a Jeremías diciendo:
Les dirás también: "Así dice Dios: El que cae, ¿no se levanta? El que se desvía, ¿no vuelve al camino? ¿Por qué este pueblo de Jerusalén es rebelde con rebeldía perpetua? Abrazaron el engaño, no han querido volverse. Escuché y oí, pero no hablan rectamente. No hay hombre que se arrepienta de su mal, diciendo: ¿Qué hice? Cada cual corre su carrera, como caballo que arremete con ímpetu a la batalla. Hasta la cigueña en el cielo conoce su tiempo, y la tortola, la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el derecho de Dios.
¿Cómo decís: "Nosotros somos sabios, y la Ley de Dios  está con nosotros? La falsa pluma de los escribas la convirtió en mentira. Los sabios serán avergonzados, espantados y presos. Rechazaron la Palabra de Dios, y ¿qué sabiduría tienen?