miércoles, 24 de noviembre de 2010

La Palabra Diaria

I Corintios 3: 16 - 23
¿No sabeis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?
Si alguno destruye en templo de Dios, Dios lo destruirá a él. Porque el templo de Dios es santo. Y ese templo sois vosotros.

Nadie se engañe a sí mismo. Si alguno se cree sabio según este mundo, hágase ignorante, para llegar a ser sabio. Porque la sabiduría de este mundo es insensatez ante Dios, pues escrito está: "El prende a los sabios en su propia astucia".Y otra vez: "El Señor conoce que los pensamientos de los sabios son vanos".

Así, ninguno se jacte de los hombres, porque todo es vuestro. Sea Pablo, Apolo o Cefas, sea el mundo, la vida o la muerte, sea lo presente o lo por venir; todo es vuestro; y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.