lunes, 22 de noviembre de 2010

La Palabra Diaria

II Corintios 6: 14 - 18
No os unáis en yugo desigual con los incrédulos. Porque, ¿qué tienen en común la justicia con la injusticia? ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas?  ¿Qué armonía hay entre Cristo y el diablo?  ¿O qué parte tiene el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?
Porque vosotros sois el templo del Dios Viviente, como Dios dijo:
"Habitaré y andaré entre ellos. Seré su Dios, y ellos serán mi pueblo".
Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos dice el Señor. No toquéis lo impuro, y yo os recibiré. Y seré vuestro Padre, y vosotros mis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso".

1 comentario:

Luna dijo...

Gracias por la palabra diaria,nos llena de mucho entusiasmo a continuar leyendolas y quizas tambien a sacar unos minutos y abrir nuestras biblias para aquellos que en ella creemos.Muchas gracias y feliz semana.

Dios te bendiga !

Luna