jueves, 7 de octubre de 2010

La Palabra Diaria

Lucas 17: 1- 4

Jesús dijo a sus discípulos: "Es inevitable que vengan incitaciones a pecar; pero ¡ay de aquél por quien vengan! Mejor sería que le atasen al cuello una piedra de molino y lo lanzasen al mar, que hacer pecar a uno de estos pequeños.

Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano peca contra ti, repréndelo. Si se arrepiente, perdónalo. Y si siete veces al día peca contra ti, y te dice: 'Me arrepiento', perdónalo.

1 comentario:

Vana dijo...

Olá Damaris, estava mesmo sentido a sua falta...que bom que voltou, muito obrigada pelo carinho. Ótima semana e bjokas!!!