domingo, 17 de enero de 2010

La Palabra Diaria

Génesis 1:  14 - 25

Entonces dijo Dios: "Haya lumbreras en la expansión del cielo para separar el día de la noche, y sirvan de señales  para marcar las estaciones, los días y los años; y sirvan de lumbreras en la expanción del cielo para alumbrar la tierra.  Y así sucedió.

Y Dios hizo las dos grandes lumbreras. La lumbrera mayor para alumbrar de día, y  la lumbrera menor para alumbrar de noche. Hizo también las estrellas. Y Dios las puso en la expansión del cielo para alumbrar la tierra, para regir el día  y la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vió Dios que era bueno. Y fue la tarde y la mañana, el cuarto día.

Entonces dijo Dios: "Rebose el agua de seres vivientes, y haya aves que vuelen sobre la tierra en la expansión del cielo".  Y creó Dios los grandes animales marinos, y todo ser viviente que bulle en el agua, según su género, y toda ave alada según su especie. Y vió Dios que era bueno. Y Dios los bendijo diciendo:  "Fructificad, multiplicaos,  y henchid el agua de los mares. y las aves multiplíquense en la tierra. Y fue la tarde y la mañana, el quinto día.

Entonces dijo Dios:  'Produzca la tierra seres vivientes según su especie: ganado, reptiles y animales silvestres, según su especie. Y así sucedió. Y Dios hizo animales silvestres según su género, y todo reptil que se arrastra según su especie. Y vió Dios que era bueno.