viernes, 15 de enero de 2010

La Palabra Diaria



Miqueas 4: 1 - 4

En los últimos días el monte de la casa del Eterno Dios será constituído por cabecera de los montes, más alto que los collados. Y los pueblos correrán a él.

Vendrán muchas naciones, y dirán: "Venid, subamos al monte del Eterno, a la casa del  Dios de Jacob. Nos enseñará sus caminos, andaremos por sus veredas".

De Sión saldrá la Ley, y de Jerusalén la Palabra del Eterno. Juzgará entre muchos pueblos, y enmendará a fuertes naciones hasta muy lejos. Y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces. No alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.

Cada uno se sentará debajo de su vid y de su higuera, y no habrá quien amedrente, porque la boca del Eterno Todopoderoso lo dice.