domingo, 7 de febrero de 2010

La Palabra Diaria

Juan 5: 24 - 29

"Os aseguro: El que oye mi Palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no será condenado sino que pasó de muerte a vida.

Os aseguro: Viene la hora, y ahora es, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios. y los que la oigan vivirán.

Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también dio al  Hijo que tenga vida en sí mismo. Además le dio autoridad de hacer juicio, porque es el Hijo del Hombre.

No os maravilléis de esto, porque vendrá la hora, cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz.
Y los que hicieron bien, resucitarán para vivir, pero los que hicieron mal, resucitarán para ser condenados".

1 comentario:

Elzemhobby dijo...

Hola amiga. Gracias por compartir.gracias por hugs.kıss