viernes, 11 de junio de 2010

La Palabra Diaria

Lucas 7: 36 -  50

Un fariseo rogó a Jesús que comiese con él. Así, fue a casa del fariseo, y se  sentó a la mesa. Entonces, una mujer de la ciudad, que había sido pecadora, al ver que Jesús estaba a la mesa en casa de aquel fariseo,trajo un frasco de alabastro con perfume. Se puso detrás de él, a sus pies, y empezó a llorar, a regar con lágrimas sus pies, y a  enjugarlos con los cabellos de su cabeza.  Y besaba sus pies, y los ungía con perfume.

Al ver esto, el fariseo que lo había convidado, dijo para sí: "Si éste fuera profeta, conocería qué clase de mujer lo toca, que es pecadora".

Entonces Jesús le dijo: "Simón, tengo algo que decirte". Y él dijo: "Di, Maestro".  "Un acreedor tenía dos deudores. Uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta. Y no teniendo ellos con que pagar, perdonó a los dos.  Dí, pues ¿cuál de los ellos lo amará más?  Simón respondió: "Pienso que aquel a quien perdonó más". Jesús le dijo: "Has juzgado bien".

Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: "¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para los pies. Pero ella ha regado mis pies con lágrimas, y los ha limpiado con su cabello. Tú no me besaste; pero desde que entré, ella no ha cesado de besar mis pies. No ungiste mi cabeza con aceite, pero ella ha ungido mis pies con perfume. Por eso te digo que como sus pecados, que son muchos, le han sido perdonados, ella ama mucho. Pero a quien poco se le perdona, poco ama.

Y a ella le dijo: "Tus pecados te son perdonados". Y los que estaban con él a la mesa, empezaron a decir entre sí:  "¿Quién es éste, que también perdona pecados? " Pero él dijo a la mujer:
"Tu fe te ha salvado. Vete en paz".

1 comentario:

Donny dijo...

Que lindas palabras amigas ,siempre leo algunas de LA PALABRA DIARIA que nos dejas,gracias por compartir todo el amor que ella representan.
Te dejo un abracito fuerte fuerte.....