viernes, 7 de octubre de 2011

Hechos 24: 10 - 16
Entonces el gobernador le hizo señal a Pablo  que hablara. Y él respondió: "Sabiendo que hace muchos años  eres gobernador de esta nación, con buen ánimo haré mi defensa.
Tú puedes verificar que hace sólo doce días que subí a adorar a Jerusalén. Y ni en el templo, ni en las sinagogas, ni en la ciudad, me hallaron discutiendo con ninguno, ni haciendo concurso de multitud. No te pueden probar las cosas de que me acusan.
Pero esto confieso,que según el Camino que ellos llaman secta, asi sirvo al Dios de mis padres, creyendo todo lo que está escrito en la Ley y en los Profetas.
Tengo la misma esperanza en Dios que ellos, que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. Por eso procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres".