domingo, 3 de junio de 2012

La Palabra Diaria

Filipenses 4: 4-7
¡Regocijaos en el Señor siempre! 
Repito: ¡Regocijaos! Vuestra bondad sea conocida por todos los hombres. ¡El Señor está cerca! Por nada estéis afanosos, sino presentad vuestros pedidos a Dios en oración, ruego y acción de gracias. Y la paz de Dios, que supera todo entendimiento, guardará vuestro corazón y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.